El proyecto de la ciudad deportiva, que se construiría en la carretera de Valldemossa y muy próximo a Son Espases, nació hace cuatro años con la idea de convertirse en el nuevo hogar del Atlètic Balears y su cantera. | Redacción Digital

26

El proyecto para la ciudad deportiva del Atlètic Balears no ha superado el filtro del Consell de Mallorca, que ha informado de manera desfavorable sobre los planes del club blanquiazul para levantar su nuevo hogar en unos terrenos próximos a Can Espases, junto a la carretera de Valldemossa.

Cinco campos de fútbol (dos para competición y tres para entrenamientos), un edificio social, pistas de pádel, gimnasios y muchas zonas verdes componían la base de un proyecto que ya había sido modificado en algunos puntos para mantener su carácter ecológico y cuya inversión, cercana a los tres millones de euros, iba a ser financiada mediante capital privado. Sin embargo y tras varios años de duro trabajo al respecto, el Consell no ha levantado el pulgar. «Dadas las considerables dimensiones de las instalaciones deportivas previstas, más propias de un sistema general, ubicadas en un entorno rústico lindante con la carretera de Valldemossa que comunica con la Serra de Tramuntana y a una parcela afectada en su totalidad por APR de inundación, no parece el mejor emplazamiento para el desarrollo del proyecto especialmente teniendo en cuenta que el uso de Equipamiento Deportivo que se solicita es más propio de suelo urbano que de suelo rústico», explica la Comissió de Medi Ambient de les Illes Balears. «Así mismo es previsible que el impacto de las instalaciones sobre el actual entorno rural sea significativo pese a la plantación de la barrera vegetal prevista rodeando la parcela», añade.

Fernando Crespí, expresidente del ATB y uno de los principales impulsores del proyecto, reconocía en Ultima Hora Esports que era «un día duro», pero que seguirían trabajando para conocer qué ha motivado al Consell a emitir un informe así.