Los jugadores del Atlètic Balears felicitan a Pedro Capó tras el tanto que le dio la victoria a los hombres de Nico López ante el Ontinyent, ayer, en El Clariano. | Lluc Martorell Morey

17

El Atlètic Balears se ha quedado sin la recompensa de la promoción de ascenso a pesar de cumplir con su parte, que era ganar al Ontinyent. El resto de los resultados no le acompañaron y pese a estar 35 jornadas entre los cuatro primeros no peleará finalmente por subir a la Segunda. Los de Nico López, tras sumar sus primeros puntos a domicilio en la segunda vuelta, cierran la temporada en la quinta plaza.

El Atlètic Balears comenzó ejerciendo una fuerte presión sobre la portería de Unai Alba y a los tres minutos Campins dispuso de la primera oportunidad visitante. Una falta desde el mediocampo botada por Xisco encuentró la cabeza de Bernat Alomar, que dejó para su compañero en mejor posición, pero el remate de Campins en semifallo se marchó finalmente fuera.

En el minuto 11 Florín no llegó por centímetros a un centro medido de Nacho desde la izquierda. El cuadro de Nico López insistía en busca del gol hasta que en el minuto 15 otra falta botada por Xisco sobre el desmarque de Pedro Capó fue rematada por el baleárico al fondo de las mallas casi sin ángulo.

Iniciativa

De esta forma, los blanquiazules, en esta ocasión de amarillo, conseguían su propósito de ponerse por delante en el marcador, único resultado válido para tener opciones de promocionar. El Ontinyent intentó reaccionar, pero encontraba dificultades para llegar más allá de tres cuartos de campo.

El dominio del Atlètic Balears decrecía en intensidad, pero la sensación de peligro se intuía con cada acercamiento, sobre todo en las acciones a balón parado. En el minuto 27 Bernat Alomar no acertó en el remate tras un saque de esquina y poco después Xisco Hernández lanzó una nueva falta desde lejos, pero acabó despejando la defensa local. Pudo haber llegado un segundo gol que mascaban los visitantes.
En el minuto 32 se produjo la primera intervención de Xavi, que atajó un remate de Verdú. Seguidamente, el omnipresente Xisco lo volvió a intentar, en esta ocasión, en un disparo desde lejos que se marcha por encima de la portería de Unai.

El Ontinyent pudo marcar en el minuto 39 por mediación de Paco Sáez, que ganó el área y soltó un disparo con marchamo de gol que se terminó estrellando en la lateral de la red. El juego entraba en una fase de mayor equilibrio y así se llegaba al fin de una disputada segunda mitad.

La segunda parte arrancaba con mayor iniciativa por parte de los locales. En el minuto 49 Fernando Martín dispuso de un peligroso lanzamiento de falta desde la frontal, pero estrelló el esférico contra la barrera. El Ontinyent empezaba a sentirse cómodo y a merodear mucho más el área rival.

Cervera remató con peligro en el minuto 55 y detuvo Xavi. El ATB era consciente que los resultados de la jornada no le beneficiaban y de forma inconsciente se conformaba con mantener la ventaja mínima en el marcador. De esta forma, los locales fueron creciendo y hasta en cuatro ocasiones tuvieron claras opciones de disparo, todas ellas detenidas por el meta visitante. El Ontinyent mostró su inoperancia y el Atlètic Balears obtuvo su victoria más estéril.