0

La continuidad de Gustavo Siviero al frente del Atlètic Balears marcha por el buen camino. Después de que el club le trasladara su propuesta de renovación, el técnico argentino afirma que «la predisposición es buena» de cara a prolongar su estancia en el banquillo blanquizaul hasta el 30 de junio de 2013.

«Estoy agradecido por la confianza que han depositado en mí y la verdad es que la propuesta ha sido una grata sorpresa», asegura el entrenador, que no oculta precisamente la sorpresa que supuso la oferta. «No pensaba que podíamos hablar de la renovación a estas alturas de la temporada, pero cuando una noticia es inesperada siempre es mejor que sea así de positiva», explica.

«Hay buena predisposición», valora Siviero a la hora de explicar sus intenciones, aunque asegura que no se han establecido plazos para formalizar el acuerdo. «La intención es que no sea un tema que se extienda en el tiempo, pero como es algo que no se me había planteado me gustaría resolver la cuestión deportiva para pensar con calma», manifiesta.

La satisfacción del técnico se ha visto reforzada por el hecho de que la propuesta de la junta directiva llega después de una derrota, la segunda consecutiva a domicilio. «Es importante que llegue así porque se ve que el club está valorando algo más allá que los resultados positivos y negativos y que está satisfecho con el trabajo global».

Compromiso

La trayectoria al frente del equipo ha llevado al preparador sudamericano a sentirse identificado con el club y considera que la buena sintonía existente le permite «saber la dirección que hay que tomar, porque conocemos lo que se persigue y ya que sabemos lo que estamos haciendo bien y en las cosas que debemos mejorar para alcanzar nuestros objetivos».

Gustavo Siviero asumió el mando del Atlètic en octubre de 2010 como sustituto de Goran Milojevic y cumplió con nota alcanzando el objetivo de la permanencia. El Atlètic finalizó la temporada 2010-11 en la 13ª posición con 49 puntos y el balance de Siviero fue de 44 puntos merced a 10 victorias, 14 empates y 7 derrotas. Esta primera campaña en la que se ha hecho cargo del equipo desde la pretemporada sus números han crecido exponencialmente con el ambicioso proyecto. Y es que el Atlètic es líder del grupo tercero de Segunda B con 56 puntos (17 triunfos, 5 empates y 4 derrotas con 48 goles a favor y 25 en contra).