J.Sitges

Cala Varques

Antich anuncia un plan para acabar con las cuevas ocupadas y los peligros en zonas naturales

El Govern balear está dispuesto a hacer «lo que sea necesario» para que no se repita en las Islas un desastre como el fuego de Benirràs, que consumió 240 hectáreas de bosque en Ibiza. Por eso, según el president del Ejecutivo balear, Francesc Antich, «tenemos que acabar con los usos y las actividades que ponen en peligro la conservación del paisaje en la playa virgen de Cala Varques», haciendo clara referencia a la ocupación de una cueva pública por parte de varios grupos de personas en la playa virgen de Manacor.